Consumo abusivo de fármacos para tratar la ansiedad

Comparte

 La Organización Mundial de la Salud alerta del consumo elevado de ansiolíticos en España en relación a las cifras de otros países como Bélgica, Portugal, Italia o Brasil, en un estudio realizado a 2000 personas consumidoras de ansiolíticos, somníferos, y antidepresivos para disminuir los niveles de ansiedad.  Os resumo las conclusiones más destacables de esta investigación:farmacos (1)

  • Cuatro de cada diez españoles ha consumido fármacos para tratar la ansiedad alguna vez en su vida. La proporción ha aumentado este último año, de forma que uno de cada tres españoles  ha utilizado estos fármacos.
  • El consumo se inicia tras la visita al médico de familia (57%) y en muchas ocasiones el paciente no ha sido correctamente informado sobre los efectos secundarios del tratamiento, como somnolencia excesiva, pérdida de memoria, entre otros, ni sobre el riesgo de dependencia que puede generar su consumo.
  • A su vez, la OCU alerta a los ciudadanos sobre el riesgo de la interrupción brusca del tratamiento, con la vuelta a síntomas similares a los previos al tratamiento, como dificultades para dormir o niveles elevados de ansiedad.
  • Recomienda a la población otras alternativas para tratar la ansiedad, como “cambios en los estilos de vida”, antes de recurrir a la medicación.

En este sentido, las principales guías de práctica clínica, basadas en estudios científicos,  recomiendan el tratamiento psicológico , basado en técnicas cognitivas y conductuales,  como tratamiento de elección frente a la medicación para superar los problemas de ansiedad.

Es frecuente el uso de los ansiolíticos para tratar lo que considero emociones disfuncionales, que nos impide vivir de la forma que nos gustaría. Desde una visión no médica del problema parece innecesaria la utilización de fármacos, que habitualmente utilizamos para tratar enfermedades, para mejorar nuestras emociones. Los problemas de la vida no son enfermedades. Si te propones superar tus problemas de ansiedad, te propongo que inicies una terapia psicológica que te permitirá cambiar actitudes que te impiden vivir como te gustaría.