Controlar el estrés… adelgaza

Comparte

Nuestras emociones tanto las positivas como las negativas, suelen ir acompañadas de comidas. En fiestas y celebraciones con los amigos nos rodeamos de comidas apetecibles. Cuando el trabajo se convierte en frenético, o cuando nos falla una relación sentimental, calmamos nuestra mente con alimentos.veggie-heart

Esta forma de afrontar las emociones, reconfortante a corto plazo, tiene como contrapartida un aumento de peso. En el caso de estrés, la química que genera nuestro cuerpo, determina lo que comemos y cómo almacenamos esa grasa.

No sólo los ejecutivos se estresan. El aburrimiento también puede ser estresante. Los niños se estresan con el sinfín de actividades extras a las que acuden. Todo lo que nos desborda y nos hace sentir impotentes, que “no podemos con nuestra vida”, nos estresa.

Y cuando estamos en este estado emocional, la glándula adrenal suelta cantidades enormes de cortisol, una hormona que nos prepara para la acción desbordante en la que vivimos. ¿Cómo actúa el cortisol en esto del aumento de peso?

  • Recoge la grasa de la sangre y la traslada al vientre; por eso, para algunos el tamaño de la cintura es un indicador del nivel de estrés.
  • Incrementa el tamaño de las células de grasa individuales.
  • Influye en lo que elegimos para comer. Esta hormona puede estimular nuestra preferencia por comidas altamente energéticas, cargadas de grasas y azúcar. Y estos alimentos, a su vez, contribuyen a silenciar la alarma de estrés, en definitiva, nos aporta sensación de calma, leve. Pero, como contrapartida, nos aporta un exceso de peso.

 Otro motivo para reducir el estrés en nuestras vidas: el cortisol juega además, un importante papel en problemas de salud relacionados con el estrés, como enfermedades cardíacas y sistemas  inmunológicos debilitados.

 El manejo del estrés es el primer paso hacia la salud. No existen métodos milagrosos  para reducir la grasa corporal, ni tampoco pastillas mágicas que bloqueen la hormona del estrés.  Si entre tus objetivos está el adelgazar, te recomiendo, reducir el estrés.  En palabras de la Asociación Psicológica Americana, ” la pérdida de peso nunca tiene éxito si uno se siente agobiado por el estrés y otros sentimientos negativos”.

Para afrontar el deseo de comer, podemos encontrar herramientas que nos ayuden a establecer límites. Se trata en definitiva de cambiar tus hábitos de vida, y no sólo repercutirá en una disminución de tu peso corporal, también mejorará tu salud física y emocional.