¡CUIDADO! EL MACHISMO MATA

 

 Es el nuevo eslogan político con el que se pretende llamar la atención de la sociedad, sobre un problema que no decrece. Pasa el tiempo y a pesar de los esfuerzos por erradicar la violencia de género, seguimos lamentando esta realidad con la que viven muchas mujeres y algunas pierden la vida.

Copia de aficheuno

 

¿Es posible que aún no hayamos hecho todo lo posible? ¿Se nos escapa algo importante, al abordar este problema? Bajo mi punto de vista la respuesta es sí. Creo que falta concienciación, educación, rehabilitación de las personas machistas.

 

Concienciación, porque ya está bien de lanzar el problema a otros, de pensar que eso ocurre dentro de la pareja “y que se arreglen entre ellos”.

 

Y educación, porque tenemos hijos e hijas a quienes coeducar, eliminando desde el principio nuestras propias ideas machistas; han sido muchos siglos donde la mujeres hemos quedado relegadas en un segundo plano y sometidas a decisiones masculinas. Y a veces, sin darnos cuenta, actuamos de forma machista tanto hombres como mujeres.

 

Rehabilitación dirigida a los hombres, porque ellos son los agresores en esta lacra social. Y el cambio es posible en un porcentaje de ellos, en concreto en los casos donde reconocen su problema y tienen intención de cambiar. No son todos pero sí algunos y faltan medios sociales para atenderlos.

 

Basta de politizar esta realidad. A todos nos corresponde intentar algo para que desaparezca, todos podemos contribuir, en la escuela, en casa, con nuestros hijos, ya que ellos tendrán parejas en un futuro. ¿Qué mejor que transmitirles valores de respeto e igualdad? Y os planteo esta pregunta ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros para contribuir a la erradicación del maltrato en nuestro país?

30 Junio, 2013