Dejar de fumar

Comparte

 

Todo lo que rodea al tabaco genera polémica, aunque lo que no podemos negar, es que dejar de fumar se va consolidando como un objetivo de salud individual y comunitario.vida-saludable-300x229[1]

Dejar la adicción al tabaco repercute favorablemente sobre la salud física y, además, es una victoria que incrementa la autoestima. Como profesional de la salud, pienso que los psicólogos  podemos aportar un granito de arena a la lucha contra el tabaquismo. Al igual que en otros ámbitos de la salud, la responsabilidad y la motivación son dos instrumentos necesarios para superar la dependencia, pero en ocasiones no son suficientes. Las ayudas psicológicas o farmacológicas eficaces pueden ser un factor determinante  para superar esta adicción.

Si analizamos los motivos para dejar de fumar, cada fumador tiene los suyos y entre los más frecuentes destacaríamos:

1. Para mejorar mi autoestima

¿Se quiere menos el fumador, por el hecho de ser fumador? Puede que sí. La dependencia al tabaco es un hecho que lo controla, y está comprobado que erradicarla, provoca alegría y satisfacción. Si quieres dejar de fumar repítete “Dejaré de depender de algo que me controle”.

2. Por mi salud

La frase “El tabaco perjudica seriamente la salud” impresa en las cajetillas de cigarrillos no ha sido una imposición, desgraciadamente es una realidad.

No es necesario enumerar cifras y estadísticas, los datos están ahí, y demuestran que no existe órgano o sistema que escape a los efectos nocivos del tabaco.

3. Por mi familia

Pienso que pocos padres, por no decir ninguno, desearían que sus hijos fumasen.Está constatado que los hijos de padres fumadores tienen un 30% más de consultas pediátricas, además muestran una mayor propensión a problemas otorrinolaringológicos, como otitis y faringitis, problemas respiratorios, como neumonías y asma.

 4. Por  la estética y el rendimiento físico

 Son una consecuencia de la salud, con lo cual, al mejorar  la salud se mejoran estos dos aspectos.

Desde la psicología, la terapia cognitivo- conductual, ya sea individual o en grupo, enseña a los pacientes a enfrentarse a los impulsos y deseos de fumar. Además estas terapias se acompañan con técnicas de relajación, que suelen ser muy efectivas, sobre todo en fumadores moderados.

Comprueba tu grado de motivación para dejar de fumar, contestando el siguiente test. No obstante, recuerda que nunca es tarde para dejar de fumar.

 

  •     ¿Te gustaría dejar de fumar si lo pudieras hacer fácilmente?

 -No……….0

   Si………..1

  •     ¿Estás en situación de dejar de fumar?

  -No estoy del todo seguro……………………………………………0

-Estoy un poco seguro………………………………………………… 1

-Estoy medianamente seguro……………………………………… 2

-Estoy muy seguro………………………………………………………3

  •  ¿Piensas dejar de fumar dentro del próximo mes?

-No……………………………………………………………………………. 0

-Puede ser………………………………………………………………….  1

-Posiblemente…………………………………………………………….  2

-Seguro………………………………………………………………………  3

  • ¿Crees que si lo intentas, seguirás sin fumar en los próximos seis meses?

-No…………………………………………………………………………….  0

-Puede ser………………………………………………………………….. 1

-Posiblemente…………………………………………………………….. 2

-Seguro………………………………………………………………………. 3

 

                                                              Puntuación total____

 

Puntuación de 8 o más: Buena motivación

Puntuación entre 6 y 7: Motivación media

Puntuación de menos de 6: Motivación baja