Reglas de oro para vivir en pareja

No existen las recetas para mejorar una relación de pareja. Tampoco la 2pareja tipo, cada pareja es un mundo. En lo que sí coinciden las parejas con problemas es en las dificultades de comunicación, en el uso y abuso, diría yo, de reproches, en la disminución de la pasión y en la dejadez en el cuidado del otro. Y en lo que también coinciden es en la disminución de los niveles de felicidad.

Gottman, conocido terapeuta de pareja en Estados Unidos, plantea que aunque no existen parejas iguales, ha observado que las parejas exitosas repiten los esquemas, que os resumo a continuación:

  • Construye los mapas del amor. ¿Cómo? Conociendo los sentimientos, opiniones y necesidades de tu pareja. Para esto no juegues a adivinar lo que piensa, o conformarte con la idea “después de tantos años debería de saber lo que pienso”. No, esto es un error, común y grave. La comunicación es la clave.
  • Recuerda las cualidades positivas de tu pareja. ¿Qué fue lo que te atrajo de él o de ella en un primer momento? Es el mejor antídoto frente al desprecio.
  • Respeto. Los insultos, aunque sea bromeando, el dejar en evidencia en público, el tono de voz “agresivo”, los persona-asertiva_ogestos tensos… todo esto contribuye a que el amor se acabe.
  • Acepta y aprueba. Aceptando que somos diferentes y con necesidades distintas. Intenta entender su punto de vista, poniéndote en su lugar. Refuerza lo que te gusta de tu pareja, y díselo, esto hará que repita con más frecuencia eso que te gusta.
  • Deja que tu pareja te influya. Se ha comprobado que las parejas que se dejan influir mutuamente, establecen relaciones más felices. Dejar que tu pareja te influya, significa que escuchas su opinión y que la respetas, y de esta forma, se establecen lazos más intensos de compromiso.
  • Fomenta la entrada de positivos. Las parejas con más interacciones positivas son más estables. Con cada interacción negativa, estamos dañando la relación y creando un clima de malestar y tensión, que posteriormente puede desembocar en reproches y ataques.
  • Resuelve los problemas solubles. Hacer de todo un problema y una queja es agotador y desgasta a la mejor de las parejas. Ignora las cosillas pasables y céntrate en solucionar lo que verdaderamente sea un problema.
  • Trabaja en ti. La pareja es como un baile, se mueven al unísono para crear algo único ¿Crees que cuidas lo suficiente a tu pareja?, ¿escuchas sus necesidades?, ¿le expresas afecto? Tú eres el 50% de la pareja.
13 Noviembre, 2015